lunes, 5 de diciembre de 2016

DESPUNTA LA NAVIDAD

Andamos muy cerca de la Navidad. En las ciudades, se encienden los árboles luminosos, se inauguran belenes, se disparan las compras y se multiplica las personas que van de un lado a otro en medio del ambiente festivo.
Cada año se inicia el recordatorio de las fechas navideñas con mayor antelación, de forma que en los tiempos actuales estamos en Navidad durante un mes. En mi infancia comenzaba el día 22 de diciembre, con los niños de San Ildefonso cantando los números de la lotería. Ahora despunta por san Andrés, día 30 de noviembre («Bendito mes de noviembre que empieza por los Santos y termina por san Andrés, donde faltan para la Pascua tres semanas y días tres», dice el refrán). 
Para los que no nos gusta demasiado esta fiesta, convertida en un mero derroche consumista las más de las veces, se nos hace demasiado larga. Nos quisiéramos esconder en algún lugar inaccesible y volver al mundo cuando este retorna a la normalidad, sin falsos pasteles de azúcar en las conductas ni atracones a diestro y siniestro. Me abruman tantos días cargados de compromisos sociales y familiares, de compras obligatorias, de banquetes eternos, de silencios inexistentes. Porque en eso hemos convertido la Navidad, en una algarabía donde nos convencemos a nosotros mismos de que somos buenos por seguir el patrón generalizado. 
Entrando en materia linguística, y a propósito del uso de la mayúscula o la minúscula en los términos «Navidad» o «navidades», les dejo el enlace a una interesante entrada en el blog del escritor Manuel Navarro Seva. Es de 2015, pero no ha perdido vigencia.

En otro orden de ideas, a continuación les dejo una reseña sobre mi novela Aroma de vainilla. Salió publicada el sábado 3 de diciembre en el diario La Verdad de Murcia.
También pueden leerla cómodamente, sin necesidad de ampliar la foto, en el blog de Antonio Parra Sanz, su autor.




Y ya, por último, y por si me pierdo durante este mes navideño, les pido que no me lo tomen a mal. Por si acaso, me anticipo yo también en mi felicitación y les deseo a todos una feliz Navidad y un buen año 2017.